jueves, 28 de febrero de 2008

Puerta azul


Tras de la puerta, tranquila y callada,/
suspira mi hermana la muerte; espero./
Por ella respiro, y por eso quiero/
que se acueste, a mi lado acurrucada./

Y calle mis silencios de almohada/
que el tiempo llenó de tristes recuerdos;/
camino amarillo lleno de cuervos/
en la celestial rueda desolada./

Tal vez mañana el roble más florido/
me dirá: tú eres la muerte, tú mismo/
envuelto en flores y paños de tul./

Entonces cruzaré el jardín dormido/
de lirios y azucenas en mutismo,/
me iré sonriendo por la puerta azul./


1 comentario:

Sarah Valerio dijo...

Wow! Qué lindo está esto! Me alegra ser la primera persona que lo comenta, porque me inpactó bastante. Es un lado que no te conocía... Muy, muy bueno!

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...