jueves, 28 de febrero de 2008

Azules de madrugada

Con esos azules de madrugada

tranquilos

Melancólicos

equilibrados

serenos

de arándanos

de estaño

de opuestos absolutos

de lapislázuli

ahora puedo entender

¡Oh, mi Dios ¡

la paz que solo tú das

¡Tu grandeza !

octubre 17, 07


1 comentario:

©Claudia Isabel dijo...

Tus verdes y tus azules, poeta!!!
que lindo leerte, se te extraña!
Un abrazo enorme amigo.

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...