sábado, 10 de mayo de 2008

Mamá yo quiero saber de dónde son los escritores

Cuando era niño yo no le preguntaba a mi madre de dónde son los cantantes. Yo le preguntaba de dónde son los escritores. Creía que los escritores todos se conocían como si pertenecieran a una especie de club o sociedad, y se ponían de acuerdo cuando iban a escribir algo. Que mucho he aprendido desde entonces. Ahora me doy cuenta de que los hay que no publican y que publican los menos que hay. Que existen los intelectuales; los que no saben qué es un premio; los destacados, según las revistas; los que se colocan en el llamado sitial de las letras; los anónimos; los afamados y los malogrados. Mamá, yo quería saber de dónde son los escritores…ahora lo sé. Son trabajadores y tienen un oficio. No son de la loma ni escriben en llanos. Son del pueblo. Escriben porque viven y viven porque escriben. La escritura es su amante y no todos los escritores trabajan como escritores; no todos los escritores ganan premios; no todos los escritores tienen un sitial en las letras y no todas las letras tienen un sitial en los escritores. Ahora, eso si, son todos fascinantes y tienen cada uno su pedacito de cielo.

2 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

Absolutamente cierto amigo poeta. Lo expresás perfectamente. Es un tema muy complejo, pero me ha pasado que charlando con gente que no es del mundo literario, creen que ser escritor es tener muchos libros publicados o premios ganados...entonces cuando te preguntan a que te dedicas y contestás soy xxx y escritor, porque nos da orgullo, porque es un oficio como cualquier otro pero gestado desde el amor desde la necesidad espiritual y no desde la necesidad de ganar dinero, aveces te miran raro, como si hubiera cierta pretencion rara en esa afirmación...yo me siento escritora y lo soy, porque amo escribir y porque mi vida gira alrededor de eso, y cada día con más fuerza y amor.
Un abrazo poeta.

Marina dijo...

Me gustan tus palabras, porque llevan verdad y sentimiento. Reflejan tu forma de vivir la vida, tu lucha. Y es que somos eso, luchadores. Guerreros que llevan por arma las letras, y también como emblema de paz.
Gusto en leerte, amigo.
Marina

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...