lunes, 31 de marzo de 2008

El manco glorioso



C uarto hijo del cirujano Rodrigo

E n busca de fortuna a Valladolid se marchó

R ecorre Sicilia, Cerdeña, Génova y Las Lumbardas

V aliente soldado, con dos arcabuzazos la mano izquierda perdió

A zan Bajá, el turco, en un presidio lo encerró

N unca se doblegó; fuerte su espíritu y su motivación

T rato de escapar cuatro veces de aquella prisión, y lo logró

E nfermo, sin cura, de hidropesía

S in mucha riqueza, el autor universal, en Madrid murió


No hay comentarios:

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...