miércoles, 8 de abril de 2009

Bendito el hombre

Bendito el hombre a quien Obama no llama;
bendito si Benedicto no lo bendice, y
mucho más bendito si la crítica no lo maldice.
Un lugar y un paisaje están en sus ojos
y la gente para él es gente donde quiera,
no importan su cultura y vestimenta.
¿Para qué y por qué partir?
Tal vez por fortuna, tal vez por amor...
Cerrar los ojos y luego volver...

No hay comentarios:

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...