lunes, 1 de diciembre de 2008

Memoria histórica

Un primate gruñó,

otro le contestó,

y un tercero se escondió

creando una onomatopeya

y desde Altamira a Pompeya

un gran cornudo saltó.

No hay comentarios:

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...