martes, 23 de septiembre de 2008

CREDO

Creo en el polvo nuestro de cada día,

en el desastre que nos une como pueblo;

en el filete jugoso más que en el pescado

con sus espinas de artimaña;

en los clavos mucho más que en el madero,

en ser último y nunca el primero.

Creo más en morir que en nacer,

en la noche que en el día;

en la sombra y no en el cuerpo;

en tus deseos más que en tus caricias;

en el silencio antes de la palabra, en la nada antes que el todo,

y en el más allá de la muerte, antes de la vida.

2 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

Viste poeta, cada uno de nosotros tiene su propio credo... lo vamos escribiendo con la pluma que nos queda...Me encantó leer el tuyo.
Un abrazo

Analía dijo...

Concuerdo con Claudia, todos tenemos uno y supongo que va surgiendo de nuestras vivencias...
Tus palabras son muy bonitas y me gusta mucho llegarme hasta aqui a leerte.
Cariños, Ani

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...