Poesía...

EL OFICIO DEL POETA

José Agustín Goytisolo

Contemplar las palabras sobre el papel escritas, medirlas, sopesar su cuerpo en el conjunto del poema, y después, igual que un artesano, separarse a mirar cómo la luz emerge de la sutil textura. Así es el viejo oficio del poeta, que comienza en la idea, en el soplo sobre el polvo infinito de la memoria, sobre la experiencia vivida, la historia, los deseos, las pasiones del hombre...


...La poesía es como el viento, o como el fuego, o como el mar. Hace vibrar árboles, ropas,abrasa espigas, hojas secas, acuna en su oleaje los objetos que duermen en la playa..."José Hierro(España, 1922 - 2002)

Todo este poemario está dedicado a todo lo femenino del universo.

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos. -Tagore


viernes, 7 de diciembre de 2007

Infancia amada




Sobre mi escritorio,enmarcado

en blanco y negro un retrato

de cuando tenía quince años

y era un muchacho flaco

Recuerdo que…

Volaban dos tortolitas

un gato entre la flores

y una vereda hacia el río

forrada de cundiamores

Cañas espigadas al viento

y una escuela en la loma

con una maestra flaca

que parecía una escoba

Que me enseñaba el abecé

con paciencia y armonía

y me daba de comer

el pan de la sabiduría

Era mi infancia un planeta

poblado de sueños azules

y un día era un vaquero,

el otro, piloto en las nubes

Era la voz de mi hermana

leyéndonos mil y un cuentos

ante la sobria luz de una vela

cruzábamos el universo

Y descubrí a los poetas

me enamoré de los versos

y fue mi primer poema

un cajón de desaciertos

Enredado en mil palabras

soñaba con ser escritor

para entenderme a mí mismo

conocí a mi primer amor

Entre las páginas de un libro

que me sirvió de almohada

me hice amigo de las letras

leyendo un cuento de hadas

Me convertí en Don Quijote

luchando contra molinos

y me creía todo un santo

con Marcelino Pan y Vino

Y hoy ante este retrato

de triste e inocente mirada

vuelvo otra vez a ser niño,

regreso a mi infancia amada

Héctor Luis Riverolópez

No hay comentarios: