martes, 11 de diciembre de 2007

Analogía



Un hombre nos engendró.

Todos nacemos de una mujer.

Todos los hombres se deben a una mujer;

ellas nos dieron la vida y la hicieron valer.

Todas las mujeres se deben a los hombres;

ellos nos dieron la vida y la hicieron valer.

Ellos nos alimentaron con el mismo alimento.

Todos tenemos manos y piernas, órganos, sentidos, dimensiones, afectos y sueños.

Todos estamos sujetos a las enfermedades.

Todos sangramos.

Cada uno de nosotros cree en algo, en nosotros mismos o en un Dios.

El mismo sol nos calienta.

Todos queremos divertirnos.

Todos respiramos el mismo aire.

Tal vez tengamos diferentes perspectivas u opiniones, pero aún así nos dirigimos al mismo sitio.

Todos lloramos y reímos...entonces, ¿por qué nos herimos? ¿Por qué peleamos?


©1998 Héctor Luis Riverolópez

1 comentario:

©Claudia Isabel dijo...

Quizás amigo, no aprendemos ni aprenderemos sobre el amor, el verdadero claro...esta foto es impactante, sabiduría básica, de ese tipo que los intelectuales no entiende...
Te mando un beso.

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...