martes, 30 de noviembre de 2010

ELLA


ELLA fue mi último suspiro de amor en otoño,
la del beso sonoro entre claros de luna...
y ahora este dulce misterio de estar pensando en ella me consume...
tocarla con el pensamiento es casi todo un delirio; la mar de la vida se llevó mis apetencias y muy adentro de mí está llorando un niño...

4 comentarios:

Preste Juan dijo...

Tan hermoso como duro. Tan duro, como hermoso.

HÉCTOR RIVERO dijo...

Gracias por pasar, Preste Juan.Muy apreciado el comentario.

©Claudia Isabel dijo...

y ojalá nunca desaparezca ese niño interior ;)
Un placer leerte amigo :)

HÉCTOR RIVERO dijo...

¡ que emoción verte por aquí! ¡Graciass! :)

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...