miércoles, 7 de abril de 2010

Musa


Musa
dentro de mí siempre has estado
mi Casandra
mi Antígona
ninfa amante
excéntrica
histérica
recorres todo mi ser
eres el agua de mi sangre
la estrella de mis actos
el calcio de mis huesos
la luz de mis ojos
cuando estoy contigo mi lengua enmudece
y mis manos hablan
compañera desde la cuna y hasta la tumba
en tiempos malos y a destiempos buenos
amiga
hermana
novia
madre
vida
balance entre alga y caracol
como árbol hacia el sol
milagro
tierra
aire
fuego
misterio
nada en ti es fútil
todo es inmenso
sencillamente porque
eres mujer

3 comentarios:

©Claudia Isabel dijo...

Y si amigo; la poesía se nos hizo carne, todo!
Cada mañana lo primero que se me viene a la mente son las imágenes para escribir...que fanática!

Me encantó tu poema! :)

carlos de la parra dijo...

Bravo maestro.Hermosa visión de la máxima belleza encarnada por la mujer.

HÉCTOR RIVERO dijo...

Gracias, Carlos.

CON MIS CINCO SENTIDOS Y MÁS

que delicia ver y verme en tus ojos y si me los arráncasen que hermoso escuchar la música de tu voz y si sordo me quedara que maravilla ...