Poesía...

EL OFICIO DEL POETA

José Agustín Goytisolo

Contemplar las palabras sobre el papel escritas, medirlas, sopesar su cuerpo en el conjunto del poema, y después, igual que un artesano, separarse a mirar cómo la luz emerge de la sutil textura. Así es el viejo oficio del poeta, que comienza en la idea, en el soplo sobre el polvo infinito de la memoria, sobre la experiencia vivida, la historia, los deseos, las pasiones del hombre...


...La poesía es como el viento, o como el fuego, o como el mar. Hace vibrar árboles, ropas,abrasa espigas, hojas secas, acuna en su oleaje los objetos que duermen en la playa..."José Hierro(España, 1922 - 2002)

Todo este poemario está dedicado a todo lo femenino del universo.

La poesía es el eco de la melodía del universo en el corazón de los humanos. -Tagore


jueves, 16 de julio de 2009

Delirio urbano



Desvívete un poco para que vivas mucho

Dale a ese cuerpo clavo y serrucho.

Aprende a escuchar lo que no has oído,

a mirar lo que nunca has visto.

Déjate de acariciarte el ombligo,

imberbe y presumido.

Sé que vienes de los come y vete

Y que te vas pa los mete y saca

Mi amor es tan libre

como la estaca

que no tiene culpa

si el sapo brinca y se estaca

Desvívete un poco para que vivas mucho

dale a ese cuerpo clavo y serrucho.

El amor es veneno divino,

siempre terminas

amándote a ti mismo,

te eleva al cielo,

invertido egoísmo

La paz es para el hombre

El mayor consuelo,

es el pan del espíritu

que te eleva al cielo

El amor es rosa en otoño

espina en primavera,

calor que quema en invierno;

soplo de viento que te hincha las venas

Desvívete un poco para que vivas mucho

dale a ese cuerpo clavo y serrucho.

Háblame de tus pecados hermano,

de tus esqueletos en el armario;

de tus desilusiones,

de tu lado oscuro;

cuando cierras la puerta

y se te abre la conciencia;

de tus momentos de vomito,

de tus momentos de pujo,

si ya no se puede,

si nunca se púo

Si no hay dolor tienes la mitad de la pelea gana,

Y si lo hubiera siempre habrá otro mañana

Por nada ni por nadie debes de sufrir,

todo pasa y se quita como neblina en la mañana

déjalo ir por debajo de la cama…

Entre el amor y la libertad,

la paz que nubla todo entendimiento.

Resiste hasta que puedas, hermano todo ese tormento.

Desvívete un poco para que vivas mucho

dale a ese cuerpo clavo y serrucho.

No hay comentarios: